Aunque el e-learning es una tendencia que viene en aumento desde hace muchos años, la pandemia global le dio un impulso definitivo. Cada vez son más los capacitadores y formadores, empresas y emprendedores, que buscan plataformas para dar clases online y ofrecer en formato virtual los cursos y capacitaciones que venían dictando de manera presencial.

¿Cuáles son las consideraciones y los factores que hay que poner en la balanza y evaluar a la hora de elegir una plataforma para dar clases online?

Plataformas de e-learning: ¿alquilar o ser el propietario?

Hay dos grandes opciones a la hora de decidir entre las diferentes plataformas para dar clases online, cada una con sus pros y contras.

En primer lugar, existen muchas propuestas de sitios que alquilan sus aulas virtuales mediante el pago de un abono. Aunque facilitan mucho las cosas, sobre todo para quienes todavía no tienen su propio sitio web para compartir sus cursos, la principal contra de este tipo de soluciones son los costos involucrados.

Habitualmente, los planes en este tipo de plataformas para dar clases a través Internet tienen costos crecientes en función de la cantidad de alumnos inscriptos en sus cursos virtuales.

En definitiva, tendrás que pagar, tengas o no alumnos inscriptos en tus cursos, y si tu negocio prospera y crece, verás cómo una parte de tus crecientes ganancias las tendrás que compartir con otro.

Imagen plataforma de e-learning

La opción de comprar una plataforma para dar clases online tiene, por supuesto, la desventaja de una inversión más alta en la etapa inicial, pero rápidamente se amortiza con los primeros alumnos inscriptos en los cursos. Y sin costos en función de la cantidad de alumnos por curso.

Adicionalmente, tienes que poner en la balanza el hecho de que, para tener tu propia plataforma de e-learning, necesitas tu propio sitio en Internet donde alojarla. Pero en esa consideración también tienes que pensar que para promocionar y vender tus cursos online tienes que hacer marketing, darle visibilidad no solo a tus cursos, sino también a tu negocio como un todo integral. Y allí es donde tiene sentido que también pienses en tener tu propio sitio web y darle visibilidad en Google y otros buscadores.

Pero de esto hablaremos más adelante en este mismo artículo, porque es un aspecto clave a la hora de evaluar opciones de plataformas para dar clases online.

Plataformas para dar clases online en las “tiendas” de aprendizaje virtual

En años recientes han surgido en la Internet algunas megatiendas de aprendizaje virtual, donde los usuarios pueden elegir entre un amplísimo menú de ofertas temáticas, y gran cantidad de docentes y profesores.

Me refiero a sitios para dar clases online como Udemy o Domestika, donde no solo contarás con las herramientas para crear tus cursos en formato e-learning, sino que, además, ellos mismos se encargan del marketing (tanto en Google como en redes sociales y demás).

Aunque puede parecer muy bonito y fácil, ¿cuánto dinero te pagarán a ti si el precio que pagan los usuarios es tan irrisorio como 10 ó 12 dólares por curso?

Estos sitios web son excelentes si eres un usuario que busca un curso para aprender sobre algún tema. Yo mismo he encontrado y tomado cursos excelentes, que han colmado y superado mis expectativas. Claro que también los hay muy pobres.

Imagen e-learning reputación

Pero si lo que buscas es una plataforma para dar clases online, tienes que considerar, adicionalmente, que en plataformas de este tipo estarás compitiendo, precisamente, con otros docentes y capacitadores que ya vienen ofreciendo sus cursos allí desde hace un tiempo, y ya tienen un “puntaje” ganado a lo largo de algunos años. Tú tendrás que crear tus cursos y empezar desde cero, y ganarte tu reputación a pulmón, con gran esfuerzo y poco rédito económico.

Plataformas para dar clases online: ¿y el marketing de tu negocio?

Mientras escribo este artículo, tengo una premisa en relación con quienes lo leerán, y es que se trata de personas –empresarios, emprendedores, profesionales independientes– que quieren crear sus cursos y desarrollar un negocio, o ampliar su portafolio de “productos”.

Todo negocio necesita del marketing para tener éxito. Y nadie hará marketing por ti. Cualquier opción que elijas como tu plataforma para dar clases online (tu plataforma de e-learning), no existe una solución “llave en mano” en la que puedas prescindir de trabajar o invertir para que tu negocio se ponga en marcha.

Ni siquiera plataformas como Udemy o Domestika. ¿Quién elegiría tus cursos si tú arrancas compitiendo contra otros cursos y profesores que ya tienen un puntaje y una reputación? Tú tendrás que hacer tu propio marketing para lograr tus primeros alumnos, que conozcan la calidad y excelencia de tus cursos, y te califiquen con “5 estrellas”.

¿Y por qué harías todo un esfuerzo y una inversión en marketing para que esas plataformas te paguen a ti solo una “comisión” de un precio ya de por sí irrisorio?

Tu marca, tu imagen de negocio

Y hablando de marketing digital, todo negocio exitoso comienza por el desarrollo de su “imagen de marca”, su “posicionamiento”.

Una “marca” es algo que se construye. Que lleva tiempo construir y consolidar. Pero tú no necesitas ser ni llegar a ser una multinacional ni una marca digital reconocida y admirada en el ambiente de la educación a nivel global. Solo necesitas ser reconocido y recordado entre tu público objetivo, ese pequeño universo de personas y empresas que van a nutrir tu facturación mensual.

Imagen e-learning y marca

Pero para eso tienes que… digámoslo claramente… para eso tienes que “hacer las cosas bien” desde el primer momento.

¿Quieres que tus cursos tengan valor, y un valor “percibido” por tus potenciales clientes? Porque el valor “percibido” es el único parámetro que marcará los límites del precio que les puedes poner a tus cursos. Nadie pagará más que el valor que percibe, o que cree que tus cursos tienen.

Entonces, un camino posible (no el único, por cierto) para construir tu marca relacionada con la educación a distancia, es que seas plenamente el dueño de tu negocio, definiendo y decidiendo por ti mismo la “imagen” que quieres transmitir. Y, sobre todo, eligiendo y adoptando las herramientas tecnológicas que te permitan maximizar los resultados –¡y la rentabilidad!– de tus ventas.

¿Ya conoces nuestra propuesta de Plataformas para tu Aula Virtual?

Por favor valora este contenido

Share This